#TorneoMcDonaldsENDI Conexión de perseverancia con las Soles

Soler de Carmen Sol.

Muchas veces nos sumergimos en el estrés del día, de la semana o del mes, olvidando que tenemos espacio para recibir la contestación a algunas de nuestras pre [ocupaciones].

Les cuento. Hace unas semanas una mamá, Lisa, de una de las jugadoras del equipo subcampeón del torneo Buzzer Beater, las Soles del colegio de Carmen Sol, me “whatsappeo” para que fuera a darle algún consejo al equipo “para que se mantengan animadas para su próximo evento, el #TorneoMcDonaldsENDI.

La conexión entre Lisa y yo fue una persona que admiro por su tenacidad y perseverancia en su carrera deportiva como líder del raquetbol y exjugador de la selección nacional de Puerto Rico de polo acuático, José “Pucho” Miranda.

Un ser humano del que ya conocía de sus logros, pero no del proceso que pasó para tenerlos. Él y su esposa, Laly Carrasquillo, fueron una de las ganancias que me dejó el huracán María, durante la fraternidad que tuvimos en el proyecto #MoviéndonosPorLosNuestros del Comité Olímpico de Puerto Rico por gran parte de la isla.

Charla con Carmen Sol.
Laly Carrasquillo, Zacha Acosta y Pucho Miranda conversando con las Soles de Carmen Sol.

Acepté la invitación de Lisa. Pero… minutos después me dije “¿Cómo les habló para que llegue el mensaje?”. Entonces reflexioné en una imagen que había compartido desde Instagram días antes en el grupo de Whatsapp Master Fitnees que lidera Pucho: “En una competencia quien ganó la medalla de bronce es más feliz que quien ganó la de plata”, #LaVida2.0 Gaby Castellanos.

Gaby Castellanos

La imagen está acompañada de una reflexión y cito textualmente:

“¿Que no lo creéis? Ahora os explico por qué. Buscad en Google cualquier foto de los medallistas de cualquier juego olímpico y veréis que el/la que ganó la de bronce siempre estará más feliz que el/la que ganó la de plata. Aha, ¿pero, por qué? Os lo explico, el/la de oro gano la competencia, el/la de plata perdió la competencia y el/la de bronce logró no quedarse afuera de la premiación. El/la que ganó la plata debería estar muy feliz, en cambio no lo está porque quedo de 2do en vez de 1ro! Esto se llama “Pensamiento contrafactual” y es el bendito “y si hubiese”, es decir, como habrían sido las cosas “si hubiese” cambiado o esto o hecho aquello. El objetivo de la medalla de la plata era ganar, en cambio el objetivo de la medalla de bronce era no quedarse fuera de la premiación, es decir, ¡llevarse cualquier medalla! Abba Eban, un político e investigador israelí dijo alguna vez: “La tragedia es la diferencia entre lo que es y lo que pudo haber sido”. Jodido, ¿no? Gran pedo las expectativas. La visión de este pensamiento, el contrafactual, es genial cuando con él se pueden presentar objetivos y resultados positivos (en el caso de la medalla de bronce), pero terrible cuando lo que se visualiza son objetivos negativos (como el caso de la medalla de plata). Lo importante es detectar cuando este pensamiento se activa, y ser capaz de ponerlo de lado. Toda esta investigación se basa en un estudio científico y psicológico realizado en el 2012 sobre los videos de las Olimpiadas de Barcelona en 1992.
¿Aplicable a la vida y a los negocios? Obviamente. ¡Sin hablar de cómo afecta a la vida amorosa, específicamente! Por eso os repito constantemente las palabras OBJETIVOS, OVERPROMISE y RESULTADOS. Ahí está el truco y solución de este y otros problemas. Y sin duda, la creatividad y la solución creativa de problemas son herramientas indispensables para “arreglar” todo esto”.

Tomando de pie forzado lo expuesto anteriormente, comencé a conectar con seres que habíamos compartidos momentos de crecimiento personal, como mi buddy de un taller de liderazgo “Niño Interior”, Josúe Ogarraiti Cotto, que actualmente es entrenador personal y muchas cosas más. ¡Obvio! Un café con Pucho para delinear el plan a seguir.

La conexión con la base, con el origen de un todo o con lo nuevo que se experimentó para una nueva oportunidad de vida fue la clave para presentarnos frente a este quinteto, que llevan en su pecho un nombre que representa en el baloncesto escolar prestigio, fuerza, poder y alto rendimiento por un historial de grandes logros.

Subcampeonas las Soles de Carmen Sol.
Las Soles de Carmen Sol son las subcampeonas del torneo Buzzer Beater 2018.

Sin embargo, estaban cabizbajas porque habían perdido el campeonato – ganado la plata – ante otro equipo con similares cualidades, las Eagles del Colegio Adianez.

Nos fuimos con el plan “cuadrao” el pasado viernes, 13 de abril de 2018 al entrenamiento de las Soles. Fue tan grande el deseo de aportación que la esposa de Pucho, Laly, se unió con nosotros e intercambió una visión de lo que era lo fundamental de toda la actividad: la perseverancia.

Cada uno de nosotros compartió su historia de vida con diferentes matices de perseverancia.

What? ¿Qué es perseverancia? Viene de la palabra perseverar que significa, según la Real Academia Española, mantenerse constante en la prosecución de lo comenzado, en una actitud o en una opinión. Uno de sus sinónimos es persistencia.

En del deporte se recalca mucho esa acción con frases, tales como: “¡Se persistente!  “¡Vamos, no te quites!” “¡Tú puedes!” “Persiste” “¡Tú eres más grande que tus circunstancias!”, y muchas más que escuchamos por parte de los dirigentes, fanáticos, familiares, parejas, desconocidos hasta de nosotros mismo, porque todos en algún momento alcanzamos una meta y obtuvimos un logro de esta manera.

Esa persistencia también se puede reflejar en acciones negativas dentro del deporte. Por ejemplo, los chismes, los rumores, el señalamiento de culpa (que no es lo mismo que responsabilidad), la falta de enfoque en el entrenamiento, la inconsistencia en la visualización del proceso para alcanzar la meta, el incumplimiento en la asistencia a practicas o torneos y la que menos detectamos, la permanencia de las conversaciones destructivas íntimas que intentan descarrilarnos de nuestros objetivos.

Pucho Miranda hablandole a las Soles.
Pucho Miranda comparte parte de sus experiencias deportivas con las Soles del colegio de Carmen Sol.

Estás maneras de ser son las que nos llevan contra la pared y debatir en “si me quito o no me quito de mi objetivo”, “si me quito o no me quito de querer el campeonato en el próximo torneo”, “si me quito o no me quito de entregarle por cuarta ocasión el borrador del proyecto que me está pidiendo el profesor” o “si me quito o no me quito de la relación”.

Pusimos en práctica el ejercicio de ¿Cómo me siento con el equipo? Consistió en escribir una respuesta en un papel sin nombre y con lectura frente a ellas. Resumió todo lo que estaba pasando con el equipo desde sus fortalezas hasta sus debilidades.

El resultado inmediato fue el reenfoque de sus habilidades físicas y mentales y sus objetivos. Entre sus habilidades amarse como la familia que son. Su objetivo no enfocarse en el resultado, sino disfrutarse el proceso para llegar al resultado deseado.

Yo pensaba que le estaba hablando a las Soles, pero las Soles me hablaron a mí para solucionar una pre [ocupación] académica por la que estaba atravesando.

El intercambio no solo sacó lo mejor de ellas, sino de todos los que participamos de la dinámica. Encontramos la conexión que ameritaba en ese momento para ser un equipo.

Soles… la efectividad de su trabajo se verá en el proceso. No se pre[ocupen] por el resultado. Sustituye en tu mochila las presiones, por perseverancia y persistencia.

La  perseverancia es La Estocada que nos mueve a nuestros objetivos.

Este escrito es dedicado a las Soles y todos los quintetos a nivel escolar, que a temprana edad vivien con la cargada presión de ganar.

Te invito… a seguir toda la información del deporte escolar y el desenlace de esta historia por Buzzer Beater  

Anuncios

Deja un comentario