Ganancias deportivas: Estudiar la tierra y el océano

Cuando damos charlas a los jóvenes en el deporte, la contestación a la pregunta ¿por qué haces deporte? El 98% responde ganar una medalla. El color preferido es el oro.

Otras veces contestan el deseo de cumplir una meta de participación, por ejemplo, representar a Puerto Rico en unos Juegos Olímpicos.

En su variación de porcentaje existen los que levantan la mano y expresan: yo quiero una beca atlética para convertirme en un profesional. Estos pocos se sinceran y deciden la vía del deporte para ser ingenieros, doctores o geólogos. La balanza aparece para poner en uno de sus lados las metas a cumplir deportivamente con sus capacidades físicas para llevarlas a cabo, y en el otro lado lo que desean realizar con sus estudios.

La historia de la levantadora de pesas Natalia Ivonne Ramírez Irizarry, gemela de Alexandra, es un ejemplo de las ganancias deportivas, más allá de la medalla. ¿Qué significa eso? Ella dialogó con La Estocada el rumbo de su interesante vida.

“El deporte me ayudó. Le saqué mi educación. Ser geóloga”, Natalia

LE: ¿Cómo haces contacto con la halterofilia?

“Yo empecé cuando estaba en octavo grado, en el 2005, en Lajas. Tenía una maestra (doctora Sara López) en la escuela de San Germán Interamericana que había levantado pesas. ¡Qué yo no lo sabía! Yo era gordita.

Le pedí una dieta y ella me dijo que si quería ir a levantar pesa. Yo no sabía nada de ese deporte. Me invita a levantar pesa en uno de los centros de formación del Departamento de Recreación y Deportes en Lajas con el entrenador Luis Garay. Ahí empecé. Cuando entro, todos eran hombres universitarios.  Mi hermana (Alexandra) y yo éramos las únicas nenas de octavo grado. Nos encantó. Seguimos hasta que nos decidimos ir a la escuela (Especializada en Deportes Eugenio Guerra Cruz) en el Albergue Olímpico”.

LE: ¿Representantes a Puerto Rico?

Competí. Tuve la dicha de estar en los primeros Juegos Centroamericanos Escolares como voluntaria (celebrados en Puerto Rico). Pero, después voy a los (segundos) Juegos Escolares de Puebla, México en el 2009 con mi hermana. Estuvimos allí. Eso fue cuando estaba en cuarto año, me gradúo y fui becada en el Colegio de Mayaguez por halterofilia. Tenía 4.00 puntos en el Albergue Olímpico. Mi Collage (Board, examen de admisión universitario) fue un puntaje alto para entrar al Colegio en Ciencias”.

Natalia a viajado a realizar investigaciones a Costa Rica y otros países representando al Departamento de Geología del Colegio.

LE: Entonces, ¿dejas el deporte?

“En el Colegio (de Mayagüez) Me aceptan en geología. Geología es el estudio de la tierra, volcanes, tsunamis, terremotos. Historia geológica y paleontología, que son los estudios de dinosaurios. Estudie eso en el bachillerato. Tuve la oportunidad de viajar y competir LAI.

Viaje a España, Costa Rica, Cuba, San Martín, Anguila, por mis estudios. La mayoría fueron pagados por petroleras, el mismo Colegio. Por estudiar y hacer investigaciones. Fueron experiencias inolvidables. Todavía sigo como estudiante de maestría. En otro departamento que es Ciencias Marinas.

Natalia y su gemala Alexandra representaron al Colegio y ganaron medallas en la Liga Atlética Interuniversitaria.

LE: Mencionaste que seguiste compitiendo en la Liga Atlética Interuniversitaria (LAI). ¿Cómo te fue? ¿Tu hermana fue tu rival?

Gané siete medallas en la LAI. Cuatro de oro, dos de plata y una de bronce en las categorías 69 kilos y 75 kilogramos. Mi hermana estuvo en los 63 kilos y 69 kilos. Ella ganó 10 medallas.

Nunca competimos juntas. Nunca tuvimos el placer de competir juntas. No sé si íbamos a tener una riña media rara. Ella estudio ciencias agrícolas en el Colegio. Ella esta en Delaware trabajando en una compañía de pollo en lo que ella estudió siendo una de las supervisoras. Una de las jefas en esa compañía.

Visita a Sierra Bermeja junto al doctor Wilson Ramírez y la estudiante Noreidimir Díaz.

LE: A nivel académico, ¿ya tienes una investigación?

(Tengo un) proyecto de geología. Estudie la historia deposicional y geológica del área de la Romana en la República Dominicana. Queríamos saber, la historia, de lo que había pasado hace miles de años atrás. Allí pudimos ver el ambiente que había en el área de la Romana. Si era pantano, si era costa, hace miles de años. Viendo los estratos de los sedimentos y de la roca. 

Eso le sirve mucho a los dominicanos y a la geología de la isla hermana. También nos ayuda a saber la historia del Caribe. Nos dice que hace miles de años el agua estaba a cierto nivel más alto al que estaba ahora y puede ser un ciclo lo que está pasando ahora con el calentamiento global, entre otras cosas. Ayuda a la historia.

LE: Sigues tus estudios. Esta vez en ¿ciencias marinas? Parece que te gusta estudiar.

De la tierra al mar. El Colegio de Mayagüez tiene el único departamento para ser graduado de maestría y doctorado en Puerto Rico en oceanografía, que es el estudio de los océanos. Nosotros como estudiantes de oceanografía o ciencias marinas tenemos que saber de oceanografía química, física, biológica y geológica. Esos son los cuatro pilares de oceanografía.

Tenemos que saber de esos cuatro temas y mi expertis en geología entra oceanografía geológica. Muchos proyectos que se están llevando a cabo. Mi proyecto es tratar de saber el imput de sedimento, de donde proviene el sedimento que está arribando a la bahía de Guánica.

LE: Me encanta. Abunda un poco más del tema.

La bahía de Guánica es una de las zonas protegidas por la NOAA (National Oceanic and Atmospheric Administration), el Servicio Geológico de los Estados Unidos y muchas agencias federales por la cantidad de corales que se tiene en esa área.

Los corales son como las plantas, necesitan luz para poder crecer, para poder sobrevivir. Si tú le tapas la luz, por ejemplo, aquí son los sedimentos, pueden morir, les da enfermedades a esos corales.

¿Por qué son tan importantes los corales? ¿Por qué los estamos protegiendo? Los corales son importantes porque son la casa de muchos organismos. Son alimento de otros organismos. Además, que nos ayuda a que la costa no reciba tanto oleaje. Por eso es por lo que lo corales son importantes.

Natalia Irizarry González

LE: ¿Has expuesto proyectos o investigaciones recientemente?

Actualmente he presentado aquí en Puerto Rico en una convención que se llevó acabo a finales de febrero ASLO: Aquatic Sciences Meeting.  Próximamente solicitaré para ir a presentar la investigación fuera de Puerto Rico. Aquí vienen extranjeros para trabajar esta área, en la reserva natural.

Natalia nos envió por correo electrónico una breve explicación de su proyecto y la compartimos.

Gráfica suministrada por Natalia para la explicación de su proyecto Assessment of Geological and Geochemical Proxies of Sources of Terrigenous Sediment Reaching Reefs Adjacent to the Guánica Bay Watershed, Southwest Puerto Rico.

La tierra tiene 4.6 billones de años, durante todos esos años han ocurrido sucesos han marcado el fin de una Era y el comienzo de otra. Vemos el cambio en el nivel del mar del Periodo Quaternario. Quaternario es desde hace 1.8 millones de años hasta el presente. Durante este periodo han ocurrido cambios de glaciación e interglaciación. La última interglaciación ocurrió hace 125,000 años, donde el nivel del mar y la temperatura global estaba un poco más alto que hoy día. Este evento es considerado como el futuro calentamiento global. Mientras que la última glaciación fue hace 21,000 años. La congelación de los glaciares hizo que el nivel del mar bajara ~120m (~400ft). Si llegara a que todos los glaciares que existen actualmente se derritan, el nivel del mar subiría 60m (200ft).

LE: ¿Dónde llevas a cabo tu investigación? ¿En Puerto Rico? ¿Otro lugar?

La isla de Magueyes donde están los oceanógrafos es del Departamento de las Ciencias Marinas del Colegio. Está localizada en la Parguera, Lajas. Es una isla de la universidad. Es una isla donde mucha gente viene hacer investigaciones. Es como la isla del tesoro. No todos los departamentos de ciencias marinas están al lado del agua. Están en el medio de Europa, por ejemplo. Nosotros tenemos las condiciones específicas para hacer su trabajo.

LE: Seguiría hablando del tema. Es interesante. Una última pregunta, ¿el deporte te ayudó para ser hoy una apasionada defensora del ambiente?

El deporte me ayudó. Le saqué mi educación. Ser geóloga. Le saqué disciplina. Fueron muchos años de no dormir. Días sin dormir, haciendo trabajos y escogiendo prioridades. Dejando de ir a janguear, para ser deporte y estudiar. Fue mucho sacrificio. Valió la pena. Vale la pena volverlo hacer.

De derecha a izquierda color crema, Natalia junto a compañeros de diferentes Comités Olímpicos Nacionales en la Academia Olímpica Internacional en el 2017.

LE: Ahora sí. Última pregunta. ¿Trabajarías en el tema de sustentabilidad que tanto recalca el Comité Olímpico Internacional como medida ambiental en la realización de sus eventos deportivos?

Me encanta el tema. No voy a sacarlo de mi vida. Estoy ligada al deporte. Esta ocasión en la parte de educación con la Academia Olímpica de Puerto Rico. Formo parte de la Academia Olímpica Internacional y cuando estuve en Olimpia, Grecia ese fue el tema central de la reunión.

Uno de mis sueños es trabajar para el Comité Olímpico Internacional. Hacer las medallas con material reciclado. ¿Tú te imaginas? Como aportar en un estadio que no consumas en botellas y llenes tú botella con el aguda del estadio. Todo lo que es verde. Pongan placas solares en las Villas. Hacer parques amigos del ambiente y verde.

Escuchar a la estudiante de maestría de ciencias marinas en el Colegio de Mayagüez, sin duda, puede inspirar a los que ven el deporte y el estudio dos componentes difíciles a realizar. Todo es cuestión de dedicación, entrega y dar lo mejor de sí. ¡Éxito Natalia!

Anuncios

Un comentario en “Ganancias deportivas: Estudiar la tierra y el océano

  1. Pingback: Ganancias deportivas: Estudiar la tierra y el océano – LAI PUERTO RICO

Deja un comentario