Gigi no te olvidamos, ni te olvidaremos

Recuerdo los días de estudio para la cobertura de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en el 2016. Revisión de datos, consultas a historiadores deportivos, búsqueda en los motores de información a nivel digital y el suculento placer de desempolvar los libros deportivos.

Era esencial.  En el 2012 se rompió con la tradición de ganar medallas en boxeo (una de plata y cinco de bronce) con el tercer lugar de Javier Culson en los 400 metros con vallas un 6 de agosto, y una medalla de plata por parte de Jaime Espinal en lucha olímpica estilo libre cinco días después del ponceño.

CEREMONIA DE INAUGURACION RIO2016
Nuestro abanderado Jaime Espinal y la Delegación de Puerto Rico en Rio de Janeiro 2016

Cuatro años más tarde llegó Río de Janeiro. Allí estaba la primera delegación que visitaba unas Olimpiadas acompañada de la primera mujer en presidir el Comité Olímpico de Puerto Rico, Sara Rosario Vélez. Por segunda vez consecutiva, Puerto Rico fue con una delegación de más atletas féminas que masculinos a una competencia internacional de envergadura: 27 mujeres y 14 hombres. Debutaron deportes y eventos con atletas pioneros: el tenis de mesa con Adriana Díaz y Bryan Afanador, el héptalo con Alysbeth Félix, el triatlón con Manny Huerta, el tiro modalidad rifle con Yarimar Mercado y el voleibol de cancha con el sexteto femenino.

Porta de El Nuevo Día 14 de agosto de 2016.Pero… pero… el 13 de agosto de 2016, Puerto Rico ganó su primera medalla de oro para ambos géneros de la raqueta de Mónica Puig. Una atleta que los expertos no la tenían para ganar el campeonato más deseado por deportistas puertorriqueños que compiten bajo la monoestrellada y la entonación de La Borinqueña.  También, la mujer que rompió el máximo récord olímpico para una puertorriqueña compitiendo por Puerto Rico, el quinto lugar de la taekwondoista Ineabelle Díaz en Atenas 2004 y que fue empatado por su compañera Asunción Ocasio en Beijing 2008.

Cuando la boricua comenzó a ganar, Puerto Rico empezó a estar en el mapa mundial de los medios de comunicación internacional, y los puertorriqueños regados en el mundo a unirse al coro nacional “Yo soy boricua, pa’ que tú lo sepas”.

Los días en la zona mixta y en el centro de prensa de tenis, ubicado en Barra de Tijuca, los medios internacionales y expertos en la materia comenzaron a rebuscar los datos para saber quién era Puig; dónde había nacido; dónde había aprendido a jugar tenis; el por qué de su traslado a Estados Unidos; el para qué había decidido competir por Puerto Rico y no por Estados Unidos; cuántas medallas tenía Puerto Rico en Olimpiadas; saber del estatus político de la Isla; y, otros más.

IMG_6799
La historia la cuentan los libros.

En ningún momento se ocultó la aportación olímpica de la puertorriqueña Beatriz “Gigi” Fernández con dos medallas de oro en doble, no en sencillo, bajo la soberanía deportiva de los Estados Unidos. ¿Mentir? ¿Para qué? Los libros llevan la historia y poco les falta por hablar. ¡Obvio, no era la noticia! Fue en las Olimpiadas de Barcelona 1992 y Atlanta 1996, por lo que entraba en la historia del presente como trasfondo histórico.

La noticia en Rio de Janeiro 2016 era Mónica Puig y su medalla de oro ganada bajo la soberanía, autonomía, uniforme, raqueta…  por Puerto Rico y para ambos géneros. El mismo día que 68 años antes del suceso se había ganado la primera medalla olímpica en los puños bronceados de Juan Evangelista Venegas en las Olimpiadas de Londres 1948.

Me consta que hubo polémica en las redes sociales con decir que “Mónica no era la primera medalla para Puerto Rico, sino Gigi Fernández compitiendo por Estados Unidos” por una generación que sí había vivido o sabía del dato. Otros entraron en defensa de Puig para hacer único y memorable el momento histórico de la también puertorriqueña en una generación dinámica en su teclado.

La diferencia está en la utilización de la conjugación adversativa PERO, para marcar la diferencia por cual país fue la medalla.

Ejemplo de esto fue un reportero que hizo la pregunta el 13 de agosto de 2016 en la conferencia de prensa de la medalla de oro de Mónica en el venue olímpico, la cual grabé y tengo como documento histórico. La saco a colación ahora, porque es justo que paremos la discusión que trae cada vez los tuits de Gigi Fernández, oportunamente, cuando Puig alcanza el éxito o recupera el éxito, como pasó en el Miami Open.

TENISUn reportero: Me preguntaba, hubo una mujer puertorriqueña que estuvo aquí antes, pero ella estaba representando a los Estados Unidos, Gigi y me preguntaba si la conoces, ¿si ella era alguien a quien admirabas cuando eras más joven o tienes algún contacto con ella?

Mónica Puig: “No, la conozco y me escribió ya sabes para felicitarme y eso es muy bonito. Ella jugó en los dobles y sé que ganó la medalla de oro. Para mí ella es inspiradora realmente, usted sabe que alguien que gana una medalla olímpica es inspirador. Estoy tan contenta de poder ser la primera mujer puertorriqueña en ganar una medalla en los Juegos y no cualquier medalla, sino la medalla de oro”.

Esto significa, que Fernández tuvo su espacio en la conferencia de Mónica. La misma medallista de oro en Río de Janeiro en sencillo por Puerto Rico le dio el reconocimiento a la puertorriqueña que ganó oro en dos Olimpiadas en el evento de dobles, pero por Estados Unidos.

Yo guardé silencio por todo este tiempo, dejando el episodio de Mónica, y otro que no se me olvida y no se olvidará, con nuestro abanderado Jaime Espinal cuando se cuestionó el por qué era portador de la monoestrellada. Lo ignoré, pero en el 2018 no.

¡Bastó con el Miami Open de esta semana para salir del silencio! Intolerante. Casi a dos años de mantener en remojo lo que no quise expresar en ese entonces bajo soberbia y sarcasmo. Entiendo que este es el momento perfecto, ya que tengo la paz para redactar sin tapujos y con el toque que amerita #LaEstocada.

Desde mi perspectiva deportiva como atleta exrepresentante de Puerto Rico en el deporte de esgrima – no siendo la primera, ni la última – es necesario utilizar herramientas que hagan de mi salud mental una mejorable. Yo también optaría por usar la herramienta del BLOCK en las redes, para separar lo que no es saludable a mi estado emocional, de lo que es. ¡Me ha funcionado! A ver, ¿usted no ha bloqueado a alguien tan sencillo con su pensamiento?

Eso no significa que tenga falta de madurez. ¡Es recomendable! Ya basta con los estresores que se tiene en el entrenamiento, la vida personal y con la atención que amerita los medios de comunicación, para seguir aguantando uno más de una leyenda deportiva y sus tuits. Una leyenda que se respeta por su decisión de competir por Estados Unidos y tener logros deportivos maravillosos.

En el ángulo periodístico, los tuits de Fernández es carne para los programas de entretenimiento y/o chisme. También para blogueros, columnistas o seguidores que deseamos expresarnos después de tanto tiempo en silencio.

 ¡Já!, material de estudio para una tesis sobre efectos de las redes sociales en los atletas de alto nivel competitivo versus leyendas. Total, ya lo hice a nivel maestría con los atletas de la Junta a Tiempo Completo solo con la prensa escrita. Gustó el proceso de investigación y los debates que se dejaron abiertos.

IMG_6800Desde los ojos de fanática, es agobiante seguir viendo la figura memorable de Gigi Fernández haciendo sus aportaciones tuiteras en los momentos de gloria de Mónica Puig. ¿Saben por qué? Gigi no será olvidada, los libros cuentan su historia deportiva olímpica, pero también contará la perspectiva que se tiene de ella con sus mensajes en las redes y las entrevista que da como nota aclaratoria a sus expresiones.

Fernández ya había expresado su deseo de entrenar a Mónica Puig en su carrera profesional a un medio televisivo de Puerto Rico. Inclusive, estuvo de medio tour por los medios nacionales explicando y exponiendo sus puntos, que se respetan, del por qué y para qué sus tuits en esos momentos del 2016. ¿Llegará a cumplir su meta?

Mientras tanto, Gigi Fernández en la memoria colectiva no podrás imponer el cómo te recordamos ni recordaremos. Seguirás siendo puertorriqueña, doble medallista olímpica de oro, pero… por Estados Unidos.

Gigi, no te olvidamos, ni te olvidaremos.

A Mónica la recordamos y la recordaremos como nuestra primera medallista de oro olímpica por Puerto Rico.

 

 

Anuncios

5 comentarios en “Gigi no te olvidamos, ni te olvidaremos

  1. Guillermo

    Zachs tremendo articulo y te felicito por el. .
    Monics psra mi es Puerto Rico y la primera en ganar oro olimpico representando su pais.
    Sin dudas.

    Abzs, colega.

Deja un comentario