Aprendido con #FIFA2018

Cada cuatro años el mundo se sacude. Unos pensarán que es por la celebración de los Juegos Olímpicos modernos, pero los que rompemos los patrones deportivos estamos claro que la Copa Mundial de Fútbol de la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA) saca a pasear las emociones de quienes menos conocen de una competición que reúne a 11 deportistas por bando para rodar un balón frente a sus hinchas (fanáticos) que toman total control de las graderías.

By the way … existe una diferencia de dos años en el calendario para cada evento. Cada competición es un ícono en la humanidad.

BELGICA VS PANAMA
Dedryck Boyata  de Bélgica. (Straffon Images)

En cada uno de estos periodos tengo un empujón de aprendizaje deportivo, como me está pasando en la actualidad. Más que conocer las reglas del juego y el funcionamiento de cada figura en el campo, me ha impresionado la cantidad de horrores de desprecio por el deporte rey en las redes sociales de mi sector.

Las oportunidades que da la Copa Mundial de Fútbol 2018 en Rusia para educarnos son infinitas.

 

Trataré de tocar dos asuntos breves a lo que ha sido mi percepción. Queda a usted de hacer la valorización en ambos temas.

1. Desvalorización del fútbol – En nuestro país lo que no gusta, lo resisten y lo desvalorizan. Las campañas de odio son enormes y los obstáculos de crecimiento para algo o alguien son más difíciles de sobrepasar que llegar a la punta de un iceberg. Esto está pasando con el fútbol.

En las redes sociales son infinitas las expresiones de descredito al deporte que tiene la atención internacional y de muchos aficionados que se han ido educando con el tiempo en el ámbito local.

Las clásicas comparaciones de los jugadores con otras grandes figuras de ligas profesionales, buscando minimizar el fútbol.

Yo entiendo que esto sucede por la falta de conocimiento en el tema. Darnos la oportunidad de sumar, en vez de dejar de restar (frase favorita de muchos líderes que en su acción es un trago amargo) sería una elección divina para continuar incorporando a nuestra cultura deportiva un deporte de 11 jugadores que demuestran la unión de destrezas deportivas en toda su expresión.

El fútbol no es más ni menos que otros deportes de balón. Es un mundo deportivo que trae consigo historias de interés humanos, bonanza, apertura internacional, beneficios a la sociedad y más.

¿No se dan cuenta que es lo mismo que produce nuestras raíces deportivas en nuestra cultura? Por tanto, ¿por qué no adoptarlo y hacerlo nuestro? ¿Es el miedo al fracaso? Si fracasamos todos los días y nos levantamos igual.

El fútbol en Puerto Rico llegó por los españoles. Comenzó a desaparecer por los nuevos colonizadores, esta vez, americanos transfundiendo en las sangres el béisbol y tratando de limpiar el ADN español.

Es una disciplina que se ha jugado siempre, que ha tenido sus escollos para desarrollarse y que sus intentos de sobrevivir se han visto cada vez más en las pasadas dos décadas. Si exigimos representación nacional futbolista, nos debemos exigir como aficionado apoyar los programas elaborados con misión y visión serias.

Debemos darle la oportunidad al fútbol de crecimiento en nuestra isla.

ENTRENAMIENTO DE LA SELECCION DE PORTUGAL
Cristiano Ronaldo de Portugal. (Straffon Images)

2. Sexismoactitud discriminatoria de quien infravalora a las personas del sexo opuesto o

hace distinción de las personas según su sexo.

Podrán caerme encima los hinchas machistas y feministas, aun así, escojo soltarlo.

 

El fútbol ha sido un deporte criticado por la explotación sexual de la mujer, específicamente con la presentación de animadoras para hacer reportajes o entretener al público en los programas familiares.

 En las transmisiones televisivas de este año, que he estado observando, esa exposición ha sido mermada y tapada con conocimiento y análisis. ¡Ojo, dije las que he observado! Qué conste que no estoy hablando del contenido, sino del trato del género. Y si de contenido hablamos, están haciendo un trabajo aceptable. Siempre tenemos espacio para mejorar. Es la regla del comunicador.

Sin embargo, disfrutar del mundial también nos lleva a observar la cantidad de jugadores con una presencia escénica que pueden ser modelos y/o son modelos de cualquier marca en su barrio, ciudad, nación y a nivel internacional. Esto abre el camino a la explotación de su imagen y a los comentarios sexistas que son utilizados por las mujeres en sus exposiciones sensuales sobre las figuras mundialistas.

Por tanto, con el aire que tenemos de seguir buscando la equidad de género, existiendo el desbalance hacia las mujeres, como género femenino podemos poner la pauta y erradicar el sexismo con los comentarios de explotación al hombre.

Créanme que he caído en la observación y he expuesto mi admiración a las destrezas de cada uno de ellos y los fibrosos cuerpos que son producto de un deporte tan rudo, veloz y feroz como el fútbol.

También caí en cuenta que cometí el mismo error que cometen conmigo.

Seguimos aprendiendo de fútbol…

Anuncios

Deja un comentario